Comercializar pirotecnia o quemar muñecos de «Años viejos» en los espacios públicos tiene una multa de 100 dólares.

Sin embargo, la sanción puede ascender hasta 800 dólares dependiendo los daños causados en las calles, avenidas, plazas, parques o aceras. Así lo confirmó el comandante del Cuerpo de Bomberos de Quito, Estebán Cárdenas. quien, además alerta a la ciudadanía que la mala manipulación de estos elementos explosivos pueden ocasionar graves lesiones por su utilización inadecuada.

Según datos de esa entidad, desde el 2017 no se han registrado accidentes por manipular esa clase de materiales. En el 2014 hubo cinco emergencias en las que se reportaron amputaciones. tres en el 2015 y una en el 2016.

Las autoridades recalcaron que tampoco se podrá quemar los monigotes en terrazas, ya que hay una prohibición de hacerlo a cielo abierto.

Share.