Este lunes 4 de enero de 2021, la justicia británica decidió no extraditar al fundador de WikiLeaks, Julian Assange a Estados Unidos, por el presunto delito de espionaje e intrusión informático.

La jueza Vanessa Baraitser consideró que Assange presentas “riesgo de suicidio y podría quitarse la vida si es procesado en EE.UU., donde probablemente sería retenido en condiciones de confinamiento. Sin embargo, el australiano de 49 años, no estará protegido en Reino Unido por las leyes de libertad de expresión.

Por ahora, la justicia estadounidense tiene plazo de 14 días para recurrir esta sentencia. Además, la defensa del fundador pedirá la libertad bajo fianza de su defendido.

Assange fue acusado de publicar cientos de miles de documentos militares y diplomáticos confidenciales que pusieron en riesgo la estabilidad de Estados Unidos y varios países de la región.

Share.