El parque de Disneyland en California, se transformará en el primer gran espacio en proporcionar vacunas contra el Covid-19 en el condado de Orange.

El parque que es de la empresa Walt Disney Co, permaneció cerrado desde marzo del 2020, vuelve abrir sus puertas con el objetivo combatir el coronavirus, ya que los casos en California han aumentado de forma considerable.

Asimimos, las autoridades de California están transformando los estadios de béisbol y recintos feriales en sitios de vacunación masiva, a medida que la oleada de coronavirus abruma a los hospitales y establece un nuevo récord mortal en el estado.

La cifra de muertos de COVID-19 en el estado alcanzó los 30.000 el lunes, según datos recogidos por la Universidad Johns Hopkins. El estado más poblado de la nación tardó seis meses en alcanzar las 10.000 muertes, pero apenas un mes en pasar de 20.000 a 30.000 muertes.

California ocupa el tercer lugar a nivel nacional en cuanto a muertes relacionadas con COVID-19, detrás de Texas y Nueva York, que es el número 1 con casi 40.000.

Share.