El alcalde de Quito Jorge Yunda denunció que allanaron la casa de su padre y que luego del acto los agentes le afirmaron que se trató de “una equivocación”. Lo hizo a través de su cuenta de Twitter la noche de ayer.

Según el tuit del Yunda su padre es un adulto mayor de 80 años que se está recuperando de covid-19. Tras no encontrar nada los agentes señalaron que se trató de una equivocación. Basta la persecución agregó el alcalde.

El Burgomaestre junto a 14 funcionarios son investigados por la compra de 100.000 pruebas rápidas para Covid-19. Fiscalía formuló cargos por supuesto peculado, por lo que usa grillete electrónico y debe presentarse tres veces por semana a la autoridad.

Sobre este tema la audiencia contra alcalde tendrá lugar el 26 de abril, donde se decidirá si procede el inicio de juicio penal contra él, exfuncionarios y actuales trabajadores de la Secretaría de Salud.

Share.