Las condiciones estructurales de la antigua sede de Unasur, en Quito, serían el impedimento para trasladar los 48 000 bienes patrimoniales que actualmente permanecen en las reservas del edificio Aranjuez, en el norte de la capital, así lo señaló María Elena Machuca, ministra de Cultura y Patrimonio.

Según la funcionaria, el edificio fue construido para otro propósito por lo que no brindaría la seguridad que necesita la reserva de un museo.

De acuerdo a un informe del Servicio Nacional de Gestión de Riesgos y Emergencias, en caso de existir un sismo el edificio podría colapsar.

Share.