Fausto Cobo director del Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Privadas de la Libertad y Adolescentes Infractores (SNAI), estudia la posibilidad de modificar reglamentos para analizar y liberar a 5.000 privados de la libertad considerados ‘presos no peligrosos’.

A través de una entrevista para Teleamazonas, Cobo señaló que el objetivo es acabar con uno de los problemas principales que es el hacinamiento. Además, son los jueces los que dicen sí e permite la liberación o no.

Según el funcionario, se liberarían a las personas que no son peligrosas para la sociedad y que también han cumplido adecuadamente todo lo que significa el régimen carcelario, la disciplina, no han causado daño, la conducta ha sido ejemplar.

Destacó que la reestructuración del sistema penitenciario demanda un plan integral. Asimismo, se analizarán indultos y también se beneficiarán de la liberación las personas con enfermedades terminales y extranjeros a los que se repatriará a sus naciones.

Share.