Este miércoles 11 de agosto las instalaciones del Tribunal Contencioso Electoral fueron evacuadas luego de una llamada anónima, que alertaba de una bomba en el lugar. Según fuentes del organismo, la llamada decía: “Tenemos una bomba para el Tribunal Contencioso Electoral”.

Tras la llamada, la Policía Nacional movilizó a los equipos antibombas para detectar el supuesto explosivo, sin embargo, los uniformados informaron que se trató de una falsa alarma.

Tras esto, la entidad emitió un comunicado rechazando toda forma de intimidación a los servidores electorales o cualquier acto con el que se pretenda interferir en las decisiones que adopten sus jueces en el marco de la autonomía y el cumplimiento de los mandatos de la Constitución y el Código de la Democracia.

Recalcaron que, como entidad insistirán en el accionar fundamentado en la razón, rectitud, prudencia, transparencia e imparcialidad para garantizar el debido proceso y la tutela judicial efectiva.

Share.