El domingo en la mañana el huracán Ida llego a Louisiana con vientos de 241 km/h, degradándose a tormenta tropical que se desplazará al sureste de Mississippi según el Centro Nacional de Huracanes, por lo que se dio aviso de posibles tornados e inundaciones.

El estado sufrió terribles daños, más de 1 millón de personas están sin electricidad y las autoridades se han concentrado en la búsqueda y rescate de miles de vidas, con lo cual John Bel Edwards, gobernador de Louisiana manifestó que se está «haciendo un progreso realmente bueno»

Además, las solicitudes de Louisiana y Mississippi de una declaración de catástrofe federal grave y de una declaración de emergencia, ha sido aprobada por el presidente Joe Biden, para que la ayuda federal se una a la restauración de las zonas afectadas por el Huracán.

Share.