La prohibición del aborto a partir de la sexta semana de embarazo en Texas, entra en vigencia desde este miércoles, después de la inacción de la Corte Suprema y una corte federal sobre solicitudes presentadas por instituciones de servicio de aborto, siendo una de las leyes contra aborto más estrictas del país aprobadas.

El presidente de EE.UU Joe Biden se mostró complemente en contra, pues señalo que esta ley viola flagrantemente el derecho constitucional de la mujer a abortar como se estableció después del caso “Roe vs. Wade” en la suprema Corte, pero un grupo de conservadores quieren revocar esta decisión, para que se abra paso a la prohibición completa del aborto.

Biden había manifestado que en su administración se defendería y protegería este derecho de la mujer, para no poner en riesgo su acceso a la atención sanitaria, especialmente a mujeres de bajos recursos o comunidades de color.

Share.