La tormenta Ida sigue causando daños desde que tocó tierra en la región noroeste de Estados Unidos. La madrugada de este jueves el estado de New York, declaró el estado de emergencia en las distintas zonas que son afectadas por lluvias torrenciales y fuertes inundaciones.

Las líneas de metro de la ciudad quedaron suspendidas debido a los fuertes estragos y se prevé que opere con retrasos. Kathy Hochul, gobernadora de New York manifestó que la región está pasando por una situación muy grave.

Las autoridades insisten a la ciudadanía a mantenerse fuera de las carreteras, no conducir por cuando estas se encuentren inundadas. Hasta el momento se están llevando a cabo, decenas de rescates acuáticos y el cierre de numerosas carreteras.

Share.