Seis palestinos, entre ellos un exjefe de un grupo armado, se fugaron de una prisión del norte de Israel este lunes 6 de septiembre, a través de un túnel cavado bajo un lavabo, lo que desencadenó en una masiva operación de búsqueda.

Imágenes de los servicios penitenciarios muestran un túnel excavado debajo de una baldosa del cuarto de baño, los presos escaparían por él. En un comunicado, el servicio de prisiones de Israel (IPS), indicó que la alerta se activó a las 03h00, tras recibir informaciones de “siluetas sospechosas” alrededor de la prisión Gilboa.

Los servicios penitenciarios indicaron que reubricaron a los 400 presos de Gilboa detenidos por “délitos contra la seguridad”, ante la posibilidad de que se hayan cavado más túneles en este establecimiento.

Share.