El presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, señaló que podría ser necesario prohibir el consumo de carne de perro, esto en medio del debate sobre la controvertida práctica y una creciente sensibilización sobre los derechos a los animales.

Moon hizo este anuncio después de que el primer ministro, Kim Boo-kyum, le informó de los esfuerzos para mejorar el manejo de animales abandonados y un sistema de registro obligatorio para perros. Si bien, Corea del Sur consume carne de perro principalmente por personas mayores, también es servida en restaurantes y puede comprarse en mercados específicos.

Fue la primera vez que el mandatario planteó una prohibición, lo que probablemente dé un nuevo impulso al debate sobre si frenar la práctica. Los vendedores de carne de perro han insistido en su derecho al trabajo, afirmado que sus medios de sustento están en riesgo.

Share.