La madrugada de este miércoles, el cuerpo sin vida de un recién nacido fue encontrado en una de las aceras de la cooperativa Santiaguito Roldós, en el sur de Guayaquil.

El neonato estaba envuelto en una cobija y fue descubierto por un hombre que se dedicaba a labores del reciclaje, el cual alertó a la policía quienes arribaron al sitio y corroboraron que el cuerpo del bebé ya no tenía signos vitales.

Personal investigativo informó que revisarán las cámaras de seguridad de la zona para identificar a los responsables de este triste hecho. 

Share.