Un grupo de investigadores de la Universidad de Aix-Marsella ha detectado una nueva variante del covid-19 en Francia a la que han denominado IHU, misma que posee 46 mutaciones y 37 deleciones.

El origen de esta nueva cepa se encuentra en Camerún, donde se contagió su paciente cero, según ha publicado este lunes la revista Redacción Médica. El estudio ha surgido tras detectar en el sur de Francia, en el área de Marsella, doce casos de contagios de la nueva cepa.

Por el momento no hay estudios suficientes de cómo se va a comportar la nueva variante. Los investigadores señalan a que todavía es pronto para saber si va a ser más trasmisible o letal, según explica Le Figaro.

Al ser detectadas las variantes los expertos las clasifican en tres grupos: variante preocupante (como ómicron o delta), variante de interés (como lambda o mu), o variante bajo vigilancia (como la variante bretona). Por ahora, la IHU no ha sido clasificada.

Share.