El presidente Guillermo Lasso abordó el tema de la inseguridad que se vive en el país, durante su primera visita al cantón Nabón, en la provincia de Azuay. Adelantó que firmará varios decretos para para “acelerar” los indultos para los internos que ya han cumplido los requisitos legales impuestos por el Código Orgánico Integral Penal (COIP).

De acuerdo a lo anunciado por el primer mandatario, se buscará liberar con este proceso a 5.000 reos en 90 días y así poder terminar con exceso de hacinamiento que existe en las cárceles del Ecuador.

Al mismo tiempo, las autoridades del Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de la Libertad (SNAI) trabajan en un frente de seguridad con el que anhelan tener el control de los centros de privación con la presencia de 4.000 guías penitenciarios, sabiendo que apenas tienen 1.600.

También contó que antes de viajar a Azuay se reunió con la comisión de diálogo y pacificación del sistema carcelario, quienes le presentaron un diagnóstico de la situación de las prisiones a nivel nacional.

Fuente: El Universo

Share.