Este lunes 21 de febrero el presidente Guillermo Lasso presentó la Estrategia Nacional de la Política Pública del Sistema de Rehabilitación Social con enfoque en los derechos humanos.

Durante el evento, el primer mandatario firmó un nuevo decreto ejecutivo que busca reducir el hacinamiento carcelario, pues actualmente, las cárceles del país tienen 34.821 presos superando la capacidad máxima.

De esta manera, Lasso concedió el indulto a los detenidos que cumplan estos requisitos:

Quienes tenga sentencia ejecutoriada por robo, hurto, estafa y abuso de confianza.

Que hayan cumplido el 40% de la pena, para los sentenciados con el Código Penal anterior; y el 60% para los condenados con el Código Orgánico Integral Penal (COIP).

No tener otras sentencias.

Que no tengan procesos penales o investigaciones previas en curso. No haber sido sancionados por la comisión de faltas el interior de las cárceles.

De acuerdo al primer mandatario, el propósito de este decreto es acelerar los indultos de quienes podrían acceder a la libertad, pero siguen detenidos por estos trámites burocráticos. “Las personas privadas de la libertad merecen una verdadera rehabilitación social”, agregó Lasso.

Fuente: Diario Metro  Twitter Guillermo Lasso

Share.