El pasado 24 de febrero el viceministro de Salud, José Ruales, presentó el informe de contagios de covid-19, a partir de esa fecha, la entidad de salud evidenció el descenso de fallecimientos, sin embargo, tras las aglomeraciones y la falta de medidas de protección de bioseguridad de parte de la ciudadanía registradas en el feriado de Carnaval, el personal de salud espera una nueva cifra de contagios.

Según el epidemiólogo Mauricio Espinel, desde el inicio de la pandemia el comportamiento sobre los casos después de un feriado ha sido similar con una tendencia al repunte que se evidencia después de cuatro o cinco días.

Este repunte, explica, depende de la transmisibilidad y si una persona es más o menos susceptible al contagio. Espinel señala que este es un factor que hay que analizar para ver cómo está la inmunidad en la población.

Para la salubrista Catalina Yépez, la movilidad de personas, las fiestas, las aglomeraciones y el casi nulo uso de mascarillas, sin duda favorecen la transmisión del virus por lo que en los próximos 14 días se verá el resultado. Aunque considera que el impacto será menor al que se vivió en enero, después de los feriados de Navidad y Fin de Año.

Incluso, señaló que “Podríamos no tener el mismo escenario, pero sí uno cercano. Lo que sí es seguro es que con una cobertura de vacunación bastante alta se disminuye mucho el riesgo de hospitalización por covid severo y sobre todo la muerte”.

Fuente: El Comercio

Share.