Representantes del Colegio de Médicos de Quito en rueda de prensa. Foto: Cristina Pelaez

La mañana de este jueves 17 de marzo, los representantes del Colegio de Médicos de Quito hicieron presencia durante una rueda de prensa. Víctor Álvarez, presidente de la institución, tomó la palabra para expresar su preocupación ante la situación de la nueva variante BA.2 de la COVID-19 en Ecuador.

«No sabemos cómo se comportará la nueva variante de Ómicron, BA.2, por tal razón las medidas de bioseguridad deben continuar» expresó. Sin embargo, las autoridades han mostrado más interés en el flujo económico dentro del país que en mantener en un número bajo la cantidad de contagios.

Temas como el aforo en eventos masivos fueron tratados por los representantes. Se cuestionó la tranquilidad con la que las autoridades están tomando la situación. El representante del colegio menor, resaltó que después del reciente feriado y con el excesivo desplazamiento de los ecuatorianos pueda darse un rebrote de esta cepa, que resulta aún más contagiosa que la anterior.

Los representantes pidieron se dé una reducción del aforo de personas en cualquier evento. «La nueva variante podría llegar hasta el extremo del fallecimiento» señalan preocupados por lo que podría suceder con el transcurso de las semanas.

Share.