Controloría General del Estado

Tras acordar la creación de un grupo de ciudadanos para conformar el comité que escogerá el próximo titular de la Contraloría General del Estado, se realizó una inspección a quienes conformarían esta comisión y se encontró que está rodeado mayormente por manos que integran la función pública.


El grupo ciudadano que escogerá al próximo contralor(a), como lo dicta la norma, estará integrado por 10 miembros: uno por cada una de las cinco funciones del Estado y otros cinco ciudadanos.


Este último grupo es el llamado a ser el contrapeso de los intereses del poder en la selección de la próxima autoridad, pero qué pasa cuando la mayoría de los postulantes ciudadanos tiene un vínculo con la función pública. Según el diario Expreso investigó a los 98 aspirantes admitidos para ocupar esos cinco puestos en la comisión dentro de la cuota ciudadana y encontró que 43 son actualmente funcionarios públicos, 34 fueron y 21 no son ni han sido funcionarios públicos.


Sin embargo, el trabajar en el sector público no es impedimento para integrar la comisión ciudadana, según el reglamento actual, pero no deja de ser un “problema de fondo”, a criterio de Darwin Seraquive, exsecretario del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social transitorio. Recuerda que dentro del proceso de evaluación que realizó el ente encabezado por Julio César Trujillo se encontró que los comisionados ciudadanos “no son del todo ciudadanos imparciales”.


Agregó, “Por el contrario son personas que tienen una inclinación por determinado candidato o candidata que se anticipa a la presentación de ese postulante, por eso es que muchos de esos ciudadanos no son totalmente independientes”.
Fuente: DIARIO EXPRESO

Share.