Este viernes 18 de marzo, hermanos William y Roberto Isaías, ex propietarios de Filanbanco dieron a conocer que demandaron a tres instituciones del estado ecuatoriano por una cantidad de $2 000 millones.


Ambos piden que el Estado les pague ese valor como una medida de reparación “por los daños causados” tras la incautación de sus bienes durante un proceso penal relacionado con el feriado bancario.


Actualmente, esta demanda es tramitada por un Tribunal de lo Contencioso Administrativo de la Corte Provincial del Guayas.
El escrito judicial, presentado por la defensa de los Isaías, consta de 48 páginas. Allí se menciona que la demanda está dirigida específicamente a tres instituciones públicas: el Banco Central del Ecuador, la Superintendencia de Bancos y la Secretaría de Gestión Técnica Inmobiliar.


Según los Isaías, los daños ocasionados “por las incautaciones ilegales de sus bienes” asciende a USD 1 563′860.257,98, “más los intereses provenientes de los daños que se causaron a los hermanos Isaías a partir del momento desde el cual se determinaron pérdidas inexistentes en un banco entregado al Estado con superávit de activos, abierto y en pleno funcionamiento”, sostiene la demanda. Por esa razón el valor exigido al Estado es no menos de USD 2 000 millones.


En el escrito se menciona que los hermanos Isaías accedieron a recibir como parte de pago de la indemnización, los bienes que fueron incautados “a pesar de que muchos bienes y empresas han sufrido un grave deterioro en su favor debido a la mala administración del Estado”.
Fuente: El Comercio

Share.