Ministerio de Producción, Comercio Exterior, Inversiones y Pesca Julio José Prado. Foto: PRIMICIAS

Julio José Prado, ministro de Producción, Comercio Exterior, Inversiones y Pesca aseguró que la estrategia de atracción de inversiones del Gobierno está bien encaminada, aunque los efectos todavía no se sientan en la economía. «El Gobierno tiene razones para no considerar la baja de la Inversión Extranjera Directa en 2021 como un fracaso de su gestión», asegura.

De acuerdo con el funcionario, durante los primeros 10 meses de gestión, se sentaron las bases para salir de las malas prácticas de los últimos 15 años. La baja de la Inversión Extranjera Directa (IED) durante 2021 tiene sus explicaciones; y se detallan en las respuestas a una entrevista con Diario La hora.

En la entrevista, Prado habló acerca de lo verídico respecto a la caída de la Inversión Extranjera Directa (IED) en Ecuador durante 2021. «La caída es real hasta el tercer trimestre porque todavía no tenemos información cerrada de todo el año. Colombia recibió casi $7.100 millones, Perú llegó a $4.600 millones y Ecuador se quedó en $493 millones. Ahora, lo que no podemos decir es que esa caída representa un fracaso de la política de inversión extranjera del Gobierno actual», explica.

Para prado la situación depende de dos puntos importantes: «Primero, porque es información hasta el tercer trimestre del año pasado. En el mejor de los casos, toma solamente un trimestre desde que iniciamos el Gobierno. Un periodo muy corto para poder analizar un efecto real de la política de atracción de inversiones o para marcar una tendencia y decir que Ecuador se ha vuelto más riesgoso que antes»

Por otro lado, como supo explicar el ministro «Colombia y Perú tuvieron una caída del 50% hasta el 90% en la IED durante 2020; mientras Ecuador, en ese mismo año, tuvo un aumento hasta llegar a más de $1.000 millones gracias a un proyecto puntual (minería). En 2021, regresamos al nivel normal de Inversión Extranjera Directa que ha tenido el país».

Prado también asegura que en el caso de los contratos de inversión, se apunta a superar las cifras de 2021. «Antes, el proceso hasta la forma de un contrato de inversión podía durar tranquilamente más de un año y medio. El año pasado revisamos 63 contratos de inversión y los sacamos en menos de seis meses. En este mismo momento, estamos revisando 200 contratos de inversión que podrían sumar más de $4.000 millones para firmarse en 2022. El 55% de esos contratos son de empresas internacionales. (JS)

Fuente: La Hora

Share.