Jorge Glass expresidente del Ecuador

El exvicepresidente Jorge Glas, dejó este domingo 10 de abril la cárcel de Latacunga, tras recibir el otorgamiento de un habeas corpus. Ante esta decisión, desde el Gobierno se dispuso una vigilancia policial contante para Jorge Glas.

Según el consejero presidencial Diego Ordóñez, quien anunció la decisión, la medida se adopta para evitar que el exvicepresidente del correísmo pretenda evadir la justicia, en la que aún existe un proceso en curso en su contra: la apelación en el denominado caso Singue, en el que se investiga el delito de peculado y por el que fue condenado Glas a ocho años de cárcel en calidad de coautor.

Ordóñez en una entrevista con Carlos Vera refirió que en este caso existió un abuso de un recurso constitucional y calificó a Moscoso como “un juez de bolsillo” que favoreció con su decisión la causa de Glas y del correísmo. El consejero fue categórico al negar que el Gobierno tenga algo que ver con la salida de Jorge Glas. “El gobierno del presidente Lasso no tiene ningún pacto con el correísmo”, anotó.

No se conoce exactamente cómo operará la seguridad policial de día y de noche, las 24 horas y siete días de la semana, pero de alguna forma el gobierno de Guillermo Lasso busca impedir que sucedan hechos como el ocurrido en octubre de 2018 cuando el exsecretario de Comunicación (Secom) Fernando Alvarado se retiró el dispositivo electrónico de vigilancia (grillete) legalmente definido dentro de una investigación por peculado de la que era parte en ese momento.

Fuente: El Universo

Share.