Ante el veto presidencial a la ley de interrupción voluntaria del embarazo en casos de violación ha generado polémica. Asambleístas indicaron que llevarán la ley a la Corte Constitucional, planean presentar una demanda de inconstitucionalidad.

El presidente Guillermo Lasso cambió con su veto hasta el nombre de la ley sobre el aborto en casos de violación. Entre los cambios introducidos hay, al menos, cinco puntos que han generado polémica.

Alejandro Jaramillo (independiente) y Johanna Moreira, (Izquierda Democrática), son los asambleístas que pedirán a la Corte que se declare a la ley inconstitucional.

Los asambleístas sostienen que el texto, que entrará en vigencia luego de que la Asamblea no aprobara ni negara el veto del Ejecutivo, tiene tres artículos que violentan derechos de las niñas y mujeres, uno que elimina los derechos de las personas de diversidad sexogenérica y uno que incorpora un posible delito.

El veto Presidencial fue tan extenso que hasta cambió el nombre de la norma, que pasó de llamarse Ley Orgánica que Garantiza la Interrupción Voluntaria del Embarazo para Niñas, Adolescentes y Mujeres a Ley Orgánica que Regula la Interrupción Voluntaria del Embarazo para Niñas, Adolescentes y Mujeres en Casos de Violación. El Primer Mandatario, además, sostiene que el aborto no es un derecho.

Fuente: Primicias

Share.