En el barrio Jocay en Manta, ayer 13 de septiembre se registró una baleada a una mujer que caminaba con dos menores, los sicarios llegaron en una motocicleta y comenzaron a disparar.

Los sicarios portaban chalecos del Ministerio de Salud, para pasar desapercibidos, que fueron abandonados al igual que un mensaje donde decía: «Vayan a extorsionar al diablo».

Agentes desplegaron un extenso operativo para dar con los sicarios, pero se desconoce información sobre el paradero de los involucrados.

La víctima, identificada como Karen Zambrano, fue trasladada hasta una casa de salud, donde se mantiene con pronóstico reservado.

Zambrano es hija y sobrina de Marcia y Glenda, dos mujeres asesinadas en enero del 2020 en el mismo barrio donde se registró el reciente atentado.

 

Share.