Se ratificó una sentencia agravada de 29 años y cuatro meses en contra de Marco A., como autor de la violación a un niño de 7 años, por un Tribunal de la Corte Provincial de Justicia de Pichincha.

El pedido y argumentos de la Fiscalía General del Estado fueron validos para la decisión de la sentencia.

También, se ratificó la multa de 800 salarios básicos unificados y el pago de 5.000 dólares, como parte de la reparación integral. A ello se suma el tratamiento psicológico que la víctima y su madre requieran y que deberá ser brindado en la Red de Salud Pública del país.

Las pruebas presentadas para que, en primera instancia, se dicte sentencia condenatoria, fueron el testimonio de la madre, el testimonio anticipado del niño, la pericia médico legal (donde se demuestra la materialidad de la infracción), la pericia de valoración psicológica, la de entorno social y el reconocimiento del lugar de los hechos.

Los mismos elementos probatorios fueron analizados en segunda instancia lo que, según el Tribunal de Apelación, fueron suficientes para que se ratifique la sentencia en todas sus partes.

Share.