Las galletas para el perro preparadas en casa pueden resultar un sabroso premio comestible para el animal. Además, puesto que es posible controlar los ingredientes utilizados en cada receta, es un modo saludable de recompensar a un can alérgico o con problemas gástricos e, incluso, de ofrecer una nutritiva compensación a un animal que precise cuidados especiales en la comida.

Share.