El pasado 15 de noviembre, un avión salió de New Orleans con 53 perros a bordo hacia un refugio de animales. La aeronave se estrelló en un campo de golf nevado en Wisconsin, Estados Unidos; sin embargo, todos los perros y tripulantes sobrevivieron.

Investigadores aseguran que el avión se dañó por varios golpes con árboles durante un aterrizaje de emergencia en Western Lakes en Pewaukee, en las cercanías de la ciudad de Milwaukee. Además, cerca de 300 galones de combustible se perdieron tras el choque y las alas fueron arrancadas por completo por el impacto.

Share.