Los conejos pueden ser excelentes compañeros de vivienda. En general, son cariñosos, juguetones e inteligentes, de carácter sociable y fácil adaptación. Si bien no requieren atención permanente, es importante disponer un tiempo diario para ocuparse de ellos.

Share.