Tras la victoria de Barcelona en la capital, decenas de hinchas salieron a las calles a celebrar el triunfo de su equipo irrespetando la medida de Toque de Queda que rige en todo el país por decreto del Gobierno.

Un fuerte contingente policial intenta controlar a la población eufórica que se encuentra irrespetando el toque de queda, el distanciamiento social y que no usa de forma adecuada la mascarilla.

Pese a los controles policiales, el campeón fue recibido por sus hinchas en la entrada principal del aeropuerto internacional José Joaquín de Olmedo. Las medidas de seguridad no fueron tomadas en cuenta por los hinchas toreros, pue son cumplieron con el distanciamiento social.

 La dirigencia del club fueron los primeros en salir del aeropuerto, con el trofeo de campeón en las manos. Los jugadores tardaron minutos y luego comenzaron a salir, todos usando mascarilla y respetando las medidas de bioseguridad.

Este miércoles el director del ECU 911 Juan Zapata dio a conocer las cifras de las aglomeraciones

Share.