Australia y Nueva Zelanda fueron los primeros países en recibir al año 2021. El pequeño archipiélago de Kiribati y las islas Samoa en el Pacífico, recibieron el año nuevo lleno de fuegos artificiales y tradiciones propias de esos países.

En Sídney, se dispararon los famosos fuegos artificiales de Año Nuevo sobre la bahía, pero con la casi total ausencia de espectadores tras la pandemia del covid-19 que afectó a más de 200 mil habitantes. Por ello, cientos de personas siguieron en vivo el espectáculo por medio de redes sociales y por televisión.

Mientras que en algunos países celebrarán el año nuevo varias veces, como Rusia, que se extiende sobre nueve husos horarios. Por el contrario, China se encuentra en un único huso. Las islas Howland y Baker, territorios deshabitados del océano Pacífico bajo la custodia de Estados Unidos, serán las últimas en ingresar al nuevo año.

Viva aquí la llegada del 2021 al otro lado del mundo:

Share.