El repunte de casos positivos de covid-19 en la ciudad de Los Ángeles, en Estados Unidos, deja sin capacidad asistencial a varios condados cercados a la ciudad. Ante ello, la Agencia de Servicios Médicos de Emergencias han ordenado al personal de salud que están en las ambulancias que no transporten los hospitales a los pacientes con covid-19 que tengan pocas probabilidades de sobrevivir.

Según el personal, esta medida se adoptó con el objetivo de conservar el suministro de oxígeno en las unidades y tratar de no colapsar los hospitales de la ciudad. Puesto que las ultimas infecciones se han disparado y aproximadamente 1 de cada 5 residentes de Los Ángeles dan positivo a covid-19.

Según el medio internacional CNN, al menos 7600 personas se encuentran hospitalizadas con covid-19 en Unidades de Cuidados Intensivos por presentar cuadros críticos del virus.

Según las ordenes de la Agencia “Si no hay signos de respiración o pulso, EMS continuará realizando la reanimación durante al menos 20 minutos. Si el paciente se estabiliza después del período de reanimación, será trasladado a un hospital. Si el paciente es declarado muerto en el lugar o no se puede restaurar el pulso, los paramédicos ya no transportarán el cuerpo al hospital.”

Share.