El 10 de diciembre de 2020, la Asamblea Nacional aprobó nuevas reformas a la Ley de Comunicación, y fue enviado al presidente de la República, Lenín Moreno para su aprobación u objeción.

En este contexto, el pasado 5 de enero, Moreno vetó parcialmente estas reformas, y recomendó a la Legislativo modificar el concepto de medios de comunicación aplicado en el artículo 5 de la Ley.

El ejecutivo considera que la actividad comunicacional no la desarrollan únicamente los medios tradicionales como radio y televisión, medios impresos y video por suscripción. Agrega que las tecnologías de la información y comunicación rebasan a los medios tradicionales. y, por lo tanto, las plataformas digitales deberían ser consideradas como medios de comunicación para que estén sujetas a normativas y regulaciones.

Esta observación fue rechazada por la Comisión de Derechos Colectivos de la Asamblea, quienes señalaron que las objeciones del ejecutivo trasgreden la constitución de la República.

La Comisión aprobó un informe no vinculante al veto parcial donde recomendó al pleno ratificarse en lo que inicialmente aprobó la Asamblea Nacional.

Share.