A partir del sabado 16 de enero de 2021, Francia comenzará el toque de queda desde las 18:00 horas, con el objetivo de evitar más contagios de covid-19. Así lo anunció, el primer ministro francés, Jean Castex, quien recalcó que la medida se ampliará a toda la nación durante al menos dos semanas.

Asimismo, el funcionario indicó que se pedirán tests negativos de covid-19, de menos de 72 horas de vigencia a todos los viajeros que arriben al país y no pertenezcan a la Unión Europea. Las personas deberán aislarse durante siete días y tras ese plazo deberán volver a realizarse una prueba de COVID-19.

El funcionario señaló que “Se cree que la llamada variante británica es la responsable del 1,4% de los casos Covid-19 diagnosticados actualmente en Francia. Limitando las fronteras, fortaleciendo nuestra capacidad de rastreo y mantenimiento absoluto de los gestos de barrera, tenemos que estar más atentos a que nunca».

Share.