La Procuraduría General del Estado presentó la acusación particular en contra de 13 personas que son investigadas por su presunta participación en una red de corrupción, dentro del Caso Las Torres.

A través de un comunicado oficial, la Procuraduría detalló que esta red de corrupción habría operado en la Contraloría, Petroecuador y la presidencia de la República. Además, los acusados habrían participado en una supuesta organización delictiva.

Según la Procuraduría, la organización funcionó de manera permanente hasta 2020 y se habría beneficiado de los pagos realizados por Petroecuador a sus proveedores “para lo cual sus miembros ordenaban o gestionaban el desvanecimiento de glosas para facilitar pagos y/o cobraban o recaudaban porcentajes de esos pagos o contratos.

De acuerdo al comunicado, la estructura presuntamente se consolidó en agosto de 2018 con la designación de Flores como gerente de Petroecuador; Cárdenas como asesora y posteriormente subgerente junto con Orellana como gerente de refinación y los servidores Marco Flores, Calero y Barrezueta.

Share.