Funcionarios del Municipio de Guayaquil confirmaron la clausura de las unidades educativas Balandra Cruz del Sur y Los Vergeles, con estas sumarían cinco los establecimientos clausurados por no cumplir con las disposiciones municipales.

La alcaldesa Cynthia Viteri dijo el fin de semana que clausuraría por 30 días e impondría una multa de siete salarios unificados, unos $2.975, a los colegios que permitan el retorno voluntario a clases presenciales, tal como autorizó el COE Nacional.

El Municipio de Guayaquil asegura que “las decisiones del COE Nacional son generales, son nacionales, pero las realidades de cada cantón, las asume el COE Cantonal”, a pesar de que el Gobierno Central señala que la Constitución le da la competencia exclusiva en cuanto a educación y salud, “por lo que los Gobiernos Autónomos Descentralizados no pueden suspender la presencialidad en la educación”.

Los colegios clausurados el lunes 24 fueron el Simón Bolívar, Guayaquil y Velasco Ibarra.

Viteri ha señalado que el año lectivo 2021 – 2022 debe terminar de manera virtual y argumentó que solamente faltan tres semanas de clases y que la decisión de impedir la presencialidad se debe al avance del coronavirus en la ciudad, el que causa 19 muertes diarias.

Share.