Tras su descubrimiento en Sudáfrica, la variante ómicron se ha convertido en la dominante en el mundo, dado su alto nivel de contagio. Sin embargo, empiezan a darse nuevas versiones, nuevas cepas que surgen de la misma como la recién descubierta BA.2.

China ha sido el lugar donde se ha detectado esta nueva variante BA.2, aunque muchos expertos señalan que el origen de la cepa podría proceder de la India. En Dinamarca, la ‘ómicron sigilosa’ ya representa el 35% de los nuevos contagios.

La variante BA.2, comúnmente denominada ‘Ómicron sigilosa’ es conocida así porque, al parecer, es indetectable en las pruebas diagnósticas más simples como los test de antígenos o prueba rápida.

De momento, las autoridades de la Organización Mundial de la Salud, no se han pronunciado sobre esta subvariante de ómicron, pero consideran que todavía no se puede decir que ya llegó el fin de la pandemia.

Fuente: El Mundo

Share.