Uno de los más fuertes y que se registró en el mismo sector de La Gasca, el 26 de febrero de 1975, aquel año, la fuerte corriente de lodo que descendió desde la quebrada de Pambachupa llegó hasta el sector de La Mariscal, a su paso se llevó la vida de dos personas, otras cinco resultaron heridos y los daños materiales también fueron grandes.

Mientras que, en el año 1983, el sector del Condado resultó afectado en dos ocasiones, el 4 de enero que dejó como saldo 3 fallecidos y el 30 de abril cuando la pista del ex aeropuerto Mariscal Sucre terminó inundada.

El sector de La Comuna, nuevamente se vio afectado en 1997, otro aluvión se cobró la vida de dos personas y dejó innumerables daños materiales.

Así mismo, en el 2008, las inundaciones y deslaves se registraron en el sector del Recreo, al sur de la ciudad, el desbordamiento de la quebrada La Clementina causó varias pérdidas materiales.

Once años después, en el 2019, una ola inmensa de lodo cubrió las calles Valdiviezo y Occidental, en el pinar alto, según los reportes, este desastre fue casusa de la tala ilegal de árboles lo que provocó el taponamiento de La quebrada del Pichincha.  Vehículos, casas y animales de compañía resultaron afectados, afortunadamente no hubo víctimas mortales.

El 17 de septiembre de 2020, una capa de lodo de al menos 15 centímetros cubrió la Av. Manuel Córdova Galarza y García Moreno, en el sector de Pomasqui, el desbordamiento de una quebrada provocó deslaves y tuberías rotas.

Las autoridades de ese entonces, dieron el mismo reporte de hoy en día, que los desprendimientos se han producido por las fuertes lluvias por lo que fueron eventos naturales imposibles de prevenir.

Share.