La tarde de este martes, el alcalde de Quito Santiago Guarderas actualizó la cifra de fallecidos tras el aluvión, y hasta las 17:30 del martes se reportaron 24 fallecidos, 48 heridos y 12 desaparecidos a consecuencia del fenómeno natural.

Guarderas, señaló que la acumulación de líquido llegó a los 75 litros por metro cuadrado, cuando los pronósticos para ese día eran de apenas 2 mililitros. Hubo una sobresaturación del suelo en las laderas, generando el deslizamiento de tierra.

Por su parte, el gerente de la Empresa Pública Metropolitana de Agua Potable y Saneamiento (EPMAPS), Othón Zevallos, descartó que la tragedia tenga relación con el cenizario Urkupamba, como se especula en redes sociales.

Asimismo, Guarderas sostuvo que, con informe del Ministerio del Ambiente, el fenómeno se produjo lejos de Urkupamba, por lo que se descarta cualquier posibilidad de que el aluvión este relacionado a este cenizario.

Fuente: El Universo

Share.