Sebastián Palacios aseguró el pasado lunes que la final única de la Copa Libertadores se jugará en el Estadio Monumental, esto tras la posibilidad de cambiar de cede por los temas de seguridad que se han suscitado en la ciudad.

Tras los obstáculos que se dieron durante las mejoras de la infraestructura del Estadio y los problemas de seguridad finalmente las autoridades deportivas oficializan este 26 de agosto que el partido de la final única, efectivamente se jugará en Guayaquil.

Este partido se vio en riesgo inicialmente ya que existía una supuesta disconformidad con los avances de las obras en el estadio y por los hechos delictivos y de inseguridad en los que se ha visto involucrada la ciudad, sin embargo las autoridades firmaron un documento multipartito para que este tan emblemático partido no se lleve a cabo en otra ciudad.

Las autoridades ecuatorianas respaldaron totalmente la iniciativa. Entre ellos, Cynthia Viteri, Guillermo Lasso y Sebastián Palacios.  Es importante recordar que el Cabildo Porteño declaró el partido como »asunto de interés ciudadano y municipal», por lo que se otorgó 2 millones de dólares para adecuar el Estadio para el evento que se llevará a cabo el 29 de octubre.

 

Share.