Las autoridades reportan al momento 250 heridos y 12 desaparecidos por el terremoto de magnitud 6,8 en China.

Bomberos y militares buscaban este martes a sobrevivientes entre los escombros dejados por un fuerte terremoto en el suroeste de China, que mató a al menos 66 personas y provocó numerosos daños en edificios e infraestructuras.

Por el momento se contabilizaron 66 muertos, según el recuento oficial, en la prefectura autónoma tibetana de Garze y el condado vecino de Shimian. Además, hay casi 250 heridos y 12 desaparecidos según los balances publicados por los medios estatales.

Igualmente resultaron dañadas al menos siete plantas hidroeléctricas, indicó el ministerio de Recursos Hídricos.

El sismo de magnitud 6,6 se produjo el lunes poco antes de las 13 (hora local, 5 GMT) a 10 kilómetros de profundidad en la provincia de Sichuan, según los servicios geológicos estadounidenses.

El epicentro se situó en el condado de Luding, una zona de valles, ríos impetuosos y carreteras estrechas situada en los lindes de la meseta del Tíbet, a unos 200 kilómetros al oeste de la capital provincial Chengdu.

Algunas rutas, convertidas en ruinas o fracturadas por el terremoto, son impracticables y obligan a los socorristas a atravesar ríos por puentes improvisados o con cables tendidos entre las dos orillas.

Fuente: Infobae

 

Share.