El partido de regreso entre Liga de Quito y Barcelona, que se disputará este 29 de diciembre, en el estadio Rodrigo Paz Delgado, contará con un operativo de seguridad que será desplegado por la Policía Nacional, el Municipio de Quito y la Policía Metropolitana.

El jduelo será desde las 20:15 y habrá control en el ingreso de las personas al escenario deportivo. Juan Zapata, director del ECU 911, advirtió que habrá intervención policial en caso de aglomeración de personas sin las medidas respectivas de bioseguridad como mascarillas y distanciamiento social.

Desde tempranas horas, la Policía realizará el control en los alrededores del estadio. Habrá un cierre vial en el transcurso de la mañana y de forma paulatina se irá restringiendo la circulación vehicular alrededor del escenario. 

Las personas que ingresen al estadio Rodrigo Paz deberán hacerlo con su respectiva prueba de covid-19 que se realizará en la carpa que se ubicará en las zonas de los parqueaderos del escenario deportivo. Ninguna persona podrá ingresar sin acreditación.

La Policía Nacional multiplicará los controles mientras se desarrolla el partido para evitar que hinchas se aglomeren en las afueras del estadio. Desde las 22:00 entrará en vigencia el toque de queda. 

Share.