Según el medio internacional “New York Times”, un médico de Boston en Estados Unidos, es la primera persona en desarrollar una reacción alérgica grave después de recibir la vacuna de Moderna.


El médico con alergia a los mariscos desarrolló una reacción severa casi inmediatamente después de haber sido vacunado. Entre los síntomas tenía mareo, aceleración del corazón y desmayo.

El doctor Hossein Sadrzadeh usó un autoinyector de epinefrina EpiPen y posteriormente fue trasladado a urgencias, donde le evaluaron, le trataron y le dieron de alta. Actualmente, el médico se encuentra bien, tal y como confirmó en un comunicado David Kibbe, portavoz del centro hospitalario.


La compañía ha asegurado que se investigará el caso, aunque insiste en que se trata de un hecho aislado. El pasado 19 de diciembre, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) autorizó en Estados Unidos el uso de la vacuna desarrollada por Moderna: «Con dos vacunas disponibles para la prevención de la COVID-19, la FDA ha dado otro paso crucial en la lucha contra esta pandemia global que está causando un gran número diario de hospitalizaciones y muertes en Estados Unidos», dijo en un comunicado el director del organismo, Stephen Hahn.

Share.