Según las Cifras que maneja el Ministerio de Economía y Finanzas, la deuda pública de Ecuador creció un 10 % en el último año. Actualmente, los compromisos financieros del país, tanto internos como externos, suman más de 60.000 millones de dólares.

Debido a la crisis económica y sanitaria provocada por la pandemia del covid-19, en el 2020 se agudizó la crisis fiscal del Estado ecuatoriano. La caída en la recaudación de impuestos y en el precio internacional del barril de petróleo hizo que la deuda, otra vez, sea la principal fuente de financiamiento del gasto estatal.

Si se compara con el Producto Interno Bruto (PIB) del país, en noviembre del año pasado la deuda pública representaba el 52,03 % del PIB. Sin embargo, al cierre de este 2020, esa cifra subió a más del 62 %.

Los créditos más fuertes que ha recibido el gobierno, han sido del Fondo Monetario Internacional (FMI). Este organismo ha desembolsado al país durante el 2020 4.600 millones de dólares.

Share.