El vocalista de los Rolling Stones, Mick Jagger, visitó la noche del pasado miércoles un bar en la ciudad Charlotte (Carolina del Norte, EE.UU.), sin que ninguno de los presentes, entre ellos fans de la mítica banda, lo reconocieran.

La prensa local destaca que en el lugar se encontraban fanáticos del legendario grupo de rock, quienes habían adquirido boletos para estar presente en el concierto que sus ídolos tenían previsto para el día siguiente en esa ciudad.

El jefe de la banda, de 78 años, compartió en su cuenta de Twitter una foto de sí mismo tomando una cerveza en solitario.

Share.