La Función Electoral centra al 5 de febrero de 2023 como la fecha tentativa en la que se realizarán las elecciones seccionales y de los siete vocales del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS).

El Consejo Nacional Electoral (CNE) y el Tribunal Contencioso Electoral (TCE), que integran la función Electoral, mantuvieron este 25 de enero una plenaria virtual para discutir los hitos que componen el calendario regresivo para organizar los comicios del 2023, antes de aprobarlo y declarar el inicio del periodo electoral.

Un calendario borrador contemplaba que este periodo se declararía el 26 de febrero de 2022 y que en esa fecha los votantes irían a las urnas el año próximo. Pero este sufrió variaciones, y la nueva propuesta es que el sufragio sea el 5 de febrero de 2023, para elegir prefectos, alcaldes, concejales urbanos y rurales, miembros de juntas parroquiales y los siete consejeros principales del CPCCS.

La convocatoria a estas elecciones se haría el 21 de agosto de 2022.

Pero este calendario fue observado por los jueces electorales, quienes están preocupados por los plazos para que las organizaciones políticas realicen su democracia interna para elegir a los candidatos a los gobiernos locales.

El presidente del TCE, Arturo Cabrera advirtió, que el tiempo que se da para que los partidos y movimientos políticos realicen sus primarias se “cruza” con los plazos en los que deben resolverse los recursos subjetivos a esas elecciones internas.

Sus estimaciones son que para estos comicios el CNE debe observar la realización de más de 840 procesos de democracia interna, pues hay 268 organizaciones políticas inscritas, de la que emanarán unos 90.000 candidatos.

Por lo que cree que el Consejo debe establecer un periodo en el cual las agrupaciones políticas agoten la resolución de sus conflictos internos, antes de acudir a sede administrativa y jurisdiccional para encontrar una resolución.

Fuente: El Universo

Share.