Que el Código Orgánico del Trabajo se apruebe hasta junio del 2022 es la esperanza del legislador Salvador Quishpe, integrante de la Comisión de Derecho al Trabajo.

Quishpe participó este martes 25 de enero del 2022, en una rueda de prensa virtual convocada por dirigentes del Frente Unitario de Trabajadores (FUT). Quishpe adelantó que desde la próxima semana la Comisión arrancará con las invitaciones a distintos representantes para que expongan sus criterios sobre el proyecto de reformas al Código de Trabajo, presentado en octubre del 2021 por la organización sindical en conjunto con otras agrupaciones.

“Una vez cerrado el tiempo de las comparecencias, avanzaremos 30 días para la redacción, recogiendo las propuestas para hacer el informe. A finales de marzo ojalá podamos tener el informe para primer debate. Abril, para discutir los aportes de los asambleístas. Aspiraría yo que, a más tardar en junio, podamos tener el proyecto aprobado en segundo y definitivo debate, en el Pleno de la Asamblea Nacional”, expresó Quishpe.

La propuesta laboral del FUT llegó a la Comisión el pasado 17 de enero, tras superar dos instancias en el Legislativo. 

“Creemos que el país necesita un nuevo Código del Trabajo que recoja las aspiraciones de los ecuatorianos, en donde estén las normativas que representen a los nuevos trabajos que se han generado, como por ejemplo el de plataformas digitales o el famosos teletrabajo”, señaló el presidente del FUT, Ángel Sánchez. 

El dirigente asegura que los trabajadores están abiertos al diálogo para acoger distintos aportes que falten en su propuesta.

Se busca tener una normativa clara sobre la relación laboral entre el empleador y el trabajador, que “no haya ninguna acción jurídica tramposa”, dijo Edwin Bedoya, vicepresidente de la Confederación Ecuatoriana de Organizaciones Clasistas Unitarias del Ecuador (Cedocut).

De su lado, el dirigente José Villavicencio, exigió a la Asamblea que “si el presidente (Guillermo) Lasso presenta un proyecto de reforma paralela, tenga el mismo procedimiento y trato. Que no se le vaya ocurrir a la Asamblea enviarlo por el Ministerio de la ley o que sea calificado por la vía de económica urgente”.

El asambleísta Quishpe y los dirigentes consideran necesario que la Comisión invite a un representante de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para escuchar sugerencias sobre algunos aspectos como salarios justos y derechos de las mujeres en estado de gestación.

Hay algunos proyectos, incluso de la bancada del Gobierno, dijo Quishpe, por lo que hizo un llamado al presidente Lasso para no gastar tiempo ni recursos en una consulta popular para reformas laborales.

Fuente: El Comercio

Share.