Vecinos del sector de la Rumiñahui, en el norte de Quito, aseguran que todos los restos de lodo, resultados del aluvión de La Gasca y La Comuna, están siendo depositados en el extremo norte del parque Bicentenario.

Añaden que el olor que emana de ese sitio es insoportable, lo cual es una molestia para la gente que llega a este lugar practicar diferentes deportes.

La abogada Esthela Aguirre indicó que los moradores analizan presentar una acción de protección en contra del Municipio capitalino, porque se ha vulnerado su derecho a gozar de buena salud y de un ambiente sano y de tranquilidad.

Frente a las quejas de los vecinos, la Empresa Pública Metropolitana de Gestión Integral de Residuos Sólidos (Emgirs-EP) indicó que se activó su contingente para la limpieza y habilitación de la Zona Cero, mediante la remoción de desperdicios y del lodo de las calles.

Para la recepción del material, el Centro de Operaciones de Emergencia del Distrito Metropolitano de Quito (COE) dispuso una zona del parque Bicentenario como punto de acopio temporal.

En este lugar, Emgirs-EP colabora con personal técnico y maquinaria especializada que trabaja para la adecuada gestión.

Tras una evaluación técnica, ese sitio fue escogido debido a su ubicación estratégica y permitirá agilizar el proceso de traslado de la basura y la tierra.

El destino final de estos desechos son las escombreras autorizadas que Emgirs-EP mantiene habilitadas para la emergencia. Una se ubica en el sector de San Antonio de Pichincha y tiene una capacidad diaria de 2 000 m³.

La otra está en Oyacoto y puede receptar 360 m³. Estas se encuentran habilitadas al 100% en su operatividad y cumplen con la normativa ambiental nacional.

Fuente: El Comercio

Share.