Familiares de la adolescente piden se haga justicia. Foto: (J.L.Cereijido/EFE)




En España, en la ciudad de Oviedo, una niña de 14 años, de nacionalidad ecuatoriana fue asesinada por un sujeto que era su vecino. El hombre, de 31 años, fue detenido por el crimen y según autoridades, tiene antecedentes por agresión sexual.

El incidente se dio este martes cuando la víctima regresaba del instituto para comer con su familia. Cuando la niña no llegó a su casa, después de haber llamado al portal del edificio para que le abrieran, uno de sus hermanos bajó a buscarla preocupado por la tardanza.

Al bajar, el chico se encontró en la superficie de la escalera con un reguero de sangre que conducía hacia el interior de un departamento de la primera planta del edificio, por lo que llamaron a la Policía.

Los agentes policiales encontraron en esa vivienda el cuerpo sin vida de la niña con varias heridas de arma blanca, y el de un joven de 31 años con heridas que, al parecer, se habría provocado él mismo, al que detuvieron como presento autor del crimen y que se encuentra hospitalizado.

Hoy se supo que el detenido tiene antecedentes por agresión sexual y la Policía ha encontrado pruebas suficientes para imputarle el asesinato.

La delegada del Gobierno en la región de Asturias, Delia Losa, afirmó durante la concentración de condena por el asesinato que los investigadores ya cuentan con “pruebas suficientes” para resolver un crimen “tan abominable”.

Fuentes cercanas a la investigación explicaron a EFE que al arrestado, que permanece ingresado en un hospital, se le ha vuelto a informar de sus derechos antes de notificarle la imputación del crimen.

Según estas mismas fuentes, el detenido, que residía en el mismo edificio que la menor desde hace tan sólo tres semanas, cuenta con antecedentes por acosar a varias menores.

La joven adolescente presentaba varias heridas de arma blanca, algunas de ellas de carácter defensivo, según apuntaron a Efe fuentes cercanas a la investigación.

Fuente: METROECUADOR

Share.