El presidente Guillermo Lasso, arroja a la basura la ley mordaza el 11 de noviembre del 2022, reemplazándola por una nueva que ya está en el registro oficial, sosteniendo que ahora tendremos una que nos proteja de la libertad de expresión.

«La respuesta al exceso de libertad no es la censura. La respuesta es más libertad para esclarecer lo que algunos quieren enturbiar. Por todos ellos, y especialmente, aquellos que se desempeñen en la prensa, les pido que protejan la libertad que ratificamos hoy con la vigencia de la nueva ley de prensa. Protejan alzando su voz, pero también respetando las voces de otros. Nunca la demos por sentada, porque ya sabemos cuan fácilmente nos puede ser arrebatada y cuánto cuesta recuperarla», dijo.

Calificó la vigencia de la nueva ley como una victoria de su Gobierno y del país. La Corte Constitucional determinó que queda limitada la censura previa, a responsabilidad ulterior, la vigilancia sobre la información falsa y los consejos ciudadanos que eran instancias de censura.

 

Share.