Asambleístas Pachakitk

El Gobierno se mantiene firme en el proceso contra los asambleístas; el jefe de bancada de Pachakutik dijo que, si el presidente sabía del pedido de prebendas a cambio de votos, debió denunciarlo antes.

“No hay corrupción sin corruptor”, dijo hoy el asambleísta Rafael Lucero, jefe de la bancada de Pachakutik. Él acompañó a sus coidearios Gisella Molina, Rosa Cerda, Cristian Yucailla, Celestino Chumpi y Édgar Quezada en una rueda de prensa en la que se defendieron frente a las acusaciones del presidente de la República, Guillermo Lasso, de que le habían intentado chantajear a cambio de votos para la Ley de Inversiones, que finalmente fue archivada por decisión del Pleno.

Lasso hizo pública esta denuncia el jueves, minutos después del archivo del proyecto, pero la hizo de manera general, sin especificar nombres. Pero el sábado difundió una carta dirigida a la fiscal general, Diana Salazar, solicitando que investigue a esos legisladores que habrían pedido beneficios económicos a cambio de votar a favor del proyecto de Ley. 

Para Lucero las cosas debieron decirse a tiempo y que, si hubo reuniones en ese sentido antes de la votación, por qué el presidente no hizo la denuncia en ese momento y esperó a que se votara el proyecto de Ley para pronunciarse. “Al ver que no obtuvo la votación que él esperaba reaccionó, no solamente contra el Movimiento Pachakutik; reaccionó contra la bancada de Izquierda Democrática, contra Xavier Hervas”, manifestó Lucero. 

Fuente: Fundamedios

Share.